EmprenderOrientación laboral

¿Se puede emprender con hijos e hipoteca?

emprendedor

España tiene 6 millones de parados, un mercado laboral esclerotizado, jóvenes que sueñan con ser funcionarios y disfrutar de la relativa seguridad que ofrece trabajar para el estado y, a pesar de todo, una de las figuras de moda es la del emprendedor, antes llamado empresario. No es extraño, puesto que acceder a un puesto de trabajo es misión harto difícil, el autoempleo, como autónomo o empresario, es una salida obvia.

Ideas, empuje y formación

Dicho esto, no todo el mundo reúne las características adecuadas para ser empresario o emprendedor. Hace falta tener ideas, empuje, energía, conocimiento muy profundo de un mercado concreto y conocimientos amplios, o al menos básicos de ventas, marketing o finanzas. Emprender es posible, pero no es fácil.

“No todo el mundo puede ser emprendedor. Ser emprendedor, de entrada, requiere una serie interminable de horas de sacrificio laboral y personal que no todo el mundo puede ni quiere afrontar. El coste familiar y personal de emprender es muy grande. Además, hay que tener capacidad de organización, de liderazgo, saber corregir errores… muy poca gente puede adaptarse a eso”, asegura Antonio, un empresario a El Confidencial.

Quién debe emprender

Yo animo muchísimo a emprender, pero solo al que lleva tiempo planteándoselo y antes ya ha hecho emprendimiento, aunque sea montando una asociación, ocupando cargos de responsabilidad o siendo autónomo. Desde que me monté mi empresa, soy la persona más feliz del mundo. Trabajo más que nunca, pero también soy más feliz que nunca”, asegura, convencido.

Emprender no es sólo bueno, sino necesario , muchas veces, la única salida. Ahora bien, hay que tener un plan sólido y las ideas claras.