Emprender

7 motivos para hacer de tu empresa una franquicia

franquicias

Crear una empresa es un proyecto que se inicia con mucha ilusión y, aunque es cierto que, en ocasiones las cosas no van como se quiere, una empresa puede convertirse en todo un éxito y en una opción de trabajo muy rentable.

Si los negocios marchan, en un determinado momento, es normal que el empresario empiece a pensar en la expansión de la marca como una posibilidad de mejorar los beneficios y de crecimiento. Y sí, expandirse está muy bien, pero, ello requiere de tiempo, inversión y más trabajo… ¿Por qué no hacer de tu empresa una franquicia?

7 motivos para hacer de tu empresa una franquicia

  1. Crecer más rápido. Para una empresa en expansión es difícil contar con una rápida presencia en distintos lugares, salvo que se trate de una franquicia, al tratarse de un modelo con varios emprendedores como franquiciados, el crecimiento es más rápido.
  2. Llegar a otras ciudades o países.  La posibilidad de llegar a distintos destinos nacionales o internacionales dentro de la misma ciudad es uno de los aspectos más interesantes de abrir una franquicia.
  3. Publicidad. Este tipo de empresas son más conocidas y los clientes ya saben que encontrarán en el establecimiento cuando acceden a uno en cualquier punto en el que se encuentren.
  4. Un proceso de registro sencillo. El registro como franquicia es muy fácil, porque existe un Registro de franquiciadores en cada Comunidad Autónoma.
  5. Inversión baja. Con este sistema es posible crecer rápido, pero reduciendo los costes de inversión en crecimiento.
  6. Más posibilidades de ingresos mensuales. Gracias a los cánones, los ingresos de la empresa mejorarán de forma mensual.
  7. Para cualquier tipo de negocio. Lo mejor de todo es que el auge de las franquicias y su atractivo para los emprendedores hacen que ahora cualquier negocio, físico u online, se pueda convertir en una franquicia exitosa.

¿Se te ocurren más ideas para invertir en una franquicia?