Orientación laboral

Cómo administrar tus emails

Es algo de los más habitual que un ausencia de unos días de la oficina nos sorprenda con una bandeja de entrada llena de cientos de correos por responder. Con las tarifas telefónicas desatadas y las redes congestionadas, el correo electrónico se ha convertido en el medio de comunicación profesional por antonomasia. Lo que tiene sus pros y sus contras. La principal desventaja es que nos deja con cientos de correos por contestar y administrar. ¿Cómo podemos sobrevivir a este flujo inmenso?

No te obsesione por tus correos electrónicos

La primera regla para sobrevivir al correo electrónico es no obsesionarse con él y sólo revisarlo cuando sea absolutamente indispensable. Cada vez que lo haces, pierdes tiempo, concentración y para de hacer cosas productivas

Marca una hora para hacerlo

La segunda regla para que el correo no absorba tu vida y puedas llevar las cosas mejor con él, es darle un horario determinado para ser atendido todos los días: a la misma hora, en horas de trabajo, y con un tiempo establecido para atenderlo según la relevancia que tenga en tus tareas. Media hora es el tiempo óptimo.

Usa un solo dispositivo

A pesar de que tengas varios smartphones y ordenadores, sólo usa uno para responder los mensajes del trabajo. Uno y sólo. De esa manera tendrás un mejor seguimiento de cada uno de tus recibidos, enviados y respuestas.

Haz emails cuando hagas emails

La idea es ante todo escribir mensajes cuando escribes mensajes. No salirte de algo para escribir un mensaje, sino dedicar el tiempo que se merece la atención de los mensajes que son vitales para cumplir con tus tareas.