Orientación laboral

¿Trabajas en un ambiente sano?

No son pocas las voces que con mayor frecuencia de levantan para hablar sobre la necesidad de una mejor higiene del ambiente laboral. Un sano lugar del trabajo no es algo difícil de crear, pero si un elemento cuya ausencia puede provocar enfermedades y padecimientos crónicos en quien se ve obligado a permanecer jornada tras jornada en un ambiente de trabajo insalubre.

¿Qué es lo que distingue a un sano ambiente  de trabajo?

Iluminación y ventilación. Dos condiciones tan elementales como esenciales: sin ellas, se producen daños al organismo que pueden desde enfermedades de las vías respiratorias hasta problemas de visión (como el desprendimiento de retina).

Alimentación y agua. Sin importar el tiempo que pases en un lugar de trabajo, debe contar con un ambiente aparte para que comas y agua potable a disposición de todos. Sin duda, tiene que existir un espacio donde se pueda marcar un aparte.

Ruidos y distracciones atenuados. Según la naturaleza del trabajo que se realiza, es vital que los sitios de trabajo consideren como parte esencial de su entorno la reducción de ruidos y distracciones. Debe quedar descartado trabajar en un sitio de tráfico o ruidos ambientales. En la medida que las distracciones cundan, le será imposible al trabajador ser productivo, y esa suma de distracciones le llenará de peligroso estrés.

El lugar de trabajo debe ser un lugar que refleje el valor que la empresa da a sus empleados.