Formación

Aprender completamente un idioma

Todos los que alguna vez estudiamos un idioma sabemos perfectamente que jamás se llega a aprender absolutamente todo lo que aquellos que tienen esa lengua materna hablan, ya que existen palabras antiguas o cierta jerga que difícilmente se estudien en un curso de idiomas. Incluso esto es algo que puede sucedernos con nuestra propia lengua, ya que hay diversos tipos de expresiones que se desarrollan según el lugar, la edad y hasta la clase social.

Un claro ejemplo de esto sería una conversación entre un español y un latinoamericano, a pesar de estar usando la misma lengua siempre habrá palabras y expresiones que tanto uno como el otro desconozcan, y hasta las habrá que para uno es una grosería y para otro es una palabra más de su vocabulario cotidiano. De esto tenemos gran cantidad de ejemplos.

Otro factor muy importante es el tipo de curso que solemos tomar, por lo general en estos se enseña el lenguaje formal, por lo que se deja de lado todo tipo de expresiones de uso diario, eliminando así aquellas que posiblemente sean las que más se usen en el sitio donde ese idioma es lengua materna para una conversación. Conclusión: llegado el momento de compartir con personas que manejan ese idioma nos perderemos la mayor parte de la conversación y nos frustraremos con lo que hemos aprendido.

Para saber cuándo has aprendido lo más completamente posible un idioma debes pasar la prueba de fuego, esto es, lograr alcanzar la capacidad de compartir el humor con las personas que hablan ese idioma. Si haces reír a tus amigos extranjeros puedes considerar que has llegado a lo último que se puede aprender de ese idioma.