Formación

Aprender un idioma en un mes

Cuando hablamos de cursos rápidos hay cosas que deberíamos tener en cuenta antes de embarcarnos en tal desafío, una de ellas es la necesidad de borrar de nuestro disco duro mental todo aquello que aprendimos en el colegio, porque si mantenemos estos esquemas estaremos imposibilitados a abordar otro tipo de enseñanza desde un sistema diametralmente opuesto. Uno de los métodos más rápidos de aprendizajes es el diseñado por el Profesor Manuel Pérez Saiz de la Universidad de Cantabria, que se ha hecho conocido en el mundo entero como El método de los relojes.

Este método a la inversa del modelo tradicional recorre el camino de la forma para concluir en el fondo. Bajo una teoría de que toda frase tiene doce posibles relaciones entre dos únicos verbos, terminó convirtiéndola en una idea internacional.

La mayor dificultad se presentó a la hora de internacionalizar la idea ya que originalmente este era un método dedicado a la enseñanza del español para extranjeros; aunque esto no fue impedimento para lograrlo. Sin embargo hay algo que se debe admitir, y esto es que el método es mucho más sencillo y rápido aplicado a la enseñanza del español ya que para esto bastarán 8 horas diarias para pasar al siguiente nivel en apenas 1 mes.

De todas maneras, aunque un poco más lento, ya se trata de un sistema de aprendizaje que se aplica a un gran número de idiomas. Su único inconveniente, en sintonía con tantas otras cosas, es la burocracia y la dificultad que representa cambiar las metodologías de enseñanza de los grandes centros educativos y sus maestros.