Formación

Aprender idiomas a través de cartas

languiches.cdr

Aprender idiomas a través de cartas. Tantas  y tantas anécdotas y curiosidades que me complace compartir con ustedes… pero de pronto me he dado cuenta que nunca os “confesé” como fue que yo comencé a aprender idiomas o a mejorar lo que sabía de ellos (en especial, inglés y francés).

Para comprender bien el escenario, les comento que tengo unas cuantas décadas de edad…, que cuando yo era escolar ni siquiera imaginábamos la existencia y mucho menos la potencialidad de Internet y que si uno quería tener amigos de otra parte del mundo, lo hacía por el viejo y querido correo tradicional (cartas de puño y letra) y si el amigo en cuestión no era hispano parlante, había que tener un diccionario en mano para escribir y aceptar de muy buena gana sus correcciones y enseñanzas.

Dios sabe que no les miento…, tuve muchos amigos así a quienes yo escribía en su idioma y ellos a mi en español; ambos nos corregíamos mutuamente y hacíamos el máximo esfuerzo por entendernos para mejorar. Claro que… como mínimo cada 15 días, no como ahora que estamos apenas a un click de distancia a través del email, el chat o los documentos compartidos.

Es inigualable la sensación de recibir una carta escrita en papel por nuestro amigo desde muy lejos; vale la pena retomar ese “romanticismo” especialmente con las generaciones más jóvenes que desconocen esta experiencia.

Pero obvio que no me he quedado allí y hoy (así como escribo para ustedes en este blog) para aprender inglés utilizo el mismo principio (escribir cartas… porque me encanta) pero valiéndome de las últimas herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

Me otorga seguridad (nada se modifica), agilidad (es de  formato sencillo y se adjunta con comodidad) y versatilidad (con Adobe Reader se pueden abrir aquellos contenidos grabados en el famoso formato PDF y visualizar todo tipo de información: textos, imágenes, diagramas, etc).

Adobe Reader es para mi, la principal herramienta para la lectura, acceso e interacción de información, especialmente por su potencialidad para generar documentos de autocompletado, imprescindibles en mi profesión docente.

Te recomiendo probarlo, si no lo conoces. Vale la pena.