Orientación laboral

Cómo pedir un aumento de salario

aumento de salario

De forma anual, se deberían revisar los salarios de los trabajadores para equiparar sueldos con el IPC anual, esa es la teoría. Pero, la realidad es que muchas empresas no hacen una revisión anual, y ni siquiera se acuerdan de ajustar las percepciones salariales de sus empleados durante años, sobre todo, de los trabajadores de larga duración.

En este caso, llega un momento en el que el trabajador empieza a plantearse si será un buen momento para solicitar un aumento, puede que por un motivo concreto, por ejemplo, por una ampliación familiar o un cambio de casa, o simplemente porque se considera justo. Miedo, estrés y ansiedad son algunos estados de ánimo habituales cuando un trabajador valora solicitar el aumento.

Cómo pedir un aumento

Valorar el momento. No todos los momentos son igual de buenos cuando se trata de pedir un aumento, la mayor parte de los trabajadores que lo consiguen lo hacen durante el primer mes del año, el motivo es simple, en este momento, se ha hecho balance de ingresos y las empresas valoran mejor los aumentos de salarios.

Hablar con la persona adecuada. Para pedir un aumento hay que dirigirse directamente a quien se encarga de hacer los pagos, la información a través de superiores puede no llegar a su destino. En el caso, de que se considere en aumento, la persona encargada realizará las consultas oportunas sobre la adecuación de la propuesta.

Aprovechar las situaciones. Un periodo de especial carga laboral, un ascenso, un aumento de las responsabilidades merecen una compensación económica, es este el mejor momento para hacer la proposición económica.

Atreverse. No hay nada peor que no hacer nada. Lo peor que puede ocurrir es que se deniegue la petición, pero en el mejor de los casos, la respuesta será afirmativa. Ponerse una fecha para hacer la solicitud y cumplirla es la mejor forma de conseguir el objetivo.

Valorar otras opciones

Está muy bien esperar que la compensación sea en forma de aumento de sueldo, pero no siempre la empresa se puede permitir pagar más a sus empleados, valorar otras propuestas, como un aumento de las vacaciones, mejores horarios de trabajo o incluso, cheques de restaurantes, pueden ser buenas alternativas.

Etiquetas: