De temporada

Baja el paro por el turismo

Las buenas noticias son que el paro ha descendido en más de 30.000 personas. Un tanto que los responsables de la reforma laboral quieren anotarse aduciendo que estas contrataciones son un efecto positivo generado por la nueva normativa laboral en España. Sin embargo, se trata de una tendencia que ya hemos visto en otros años: este aumento de las contrataciones no se debe a otra cosa que al turismo.

La inminente campaña estival ha hecho que la contratación en España reciba un poco de oxígeno. Los empresarios del ramo de los servicios y la hostelería han contratado a (supuestamente) más de 31,000 personas (cifra aproximada en la que descendieron las cifras del paro).

Sin embargo, se trata de un repunte habitual a esta época del año, y de contrataciones temporales, cuyo fin engrosará de nuevo las cifras del desempleo en septiembre.

Desde la secretaria de Estado ya han salido para señala la verdadera naturaleza de este repunte, y señalar que este año no habrá creación neta de empleo.

El dato de los empleos relacionados con turismo merece atención no tanto porque signifiquen un cambio en las tendencias de destrucción de empleo, sino porque señalan cómo será la campaña turística este año.

Y es que en comparación con mayo del 2011, las contrataciones generadas no han sido ni la mitad: entonces se emplearon a más de 70.000 personas, contra las apenas 31.000 de este año.