Orientación laboral

Cómo buscar trabajo

cómo buscar trabajo

Tener un trabajo es un derecho recogido en la Constitución Española. La actual situación económica y las altas tasas de desempleo no ayudan, precisamente, a conservar este derecho básico que hay que ganarse.

La alta tasa de paro hace que la competencia sea más alta que hace unos años y que, donde antes había solo una decena de candidatos para un puesto de trabajo, hoy pueda haber incluso cientos, así que organización, previsión y proactividad pueden ser una buena ayuda para encontrar el trabajo deseado, o un trabajo temporal.

Encontrar trabajo es un ejercicio de constancia, de empeño y de esfuerzo diario, con la ayuda de ciertos recursos se pueden convertir en una actividad mucho más amena.

Antes de empezar a buscar trabajo

Conocerse.

¿Has decidido empezar a buscar trabajo? ¡Muy bien! Antes de empezar, es importante hacer un pequeño ejercicio de auto análisis.

Piensa en tus últimos empleos: ¿Cómo eran? ¿Cuáles eran el tipo de tareas qué realizabas? ¿En qué tareas te sentías cómodo y cuáles no te gustaban tanto? ¿Trabajabas en grupo o solo? ¿Supervisabas a un equipo de personas? ¿Cuáles eran los puntos fuertes que destacarías de tu último trabajo? Todos estos datos serán una valiosa información a la hora de buscar el empleo perfecto.

Piensa también en el tipo de formación que has recibido en los últimos años: ¿Qué aporta esa formación al empleo? ¿Cómo te ha ayudado como trabajador?

El Currículum Vitae.

El currículum es la primera información que una empresa recibe de un posible trabajador y, como decía Oscar Wilde: No hay una segunda oportunidad para una primera impresión.

El Currículum debe contener información útil para quien selecciona a los trabajadores, pero también debe ser fácil de leer y sencillo en su formato. En él se debe incluir la información básica y esencial para el empleo.

El modelo más clásico de CV es el que divide formación y trabajo, y aunque es muy sencillo de realizar, también es clásico y puede no despertar interés. Un currículum más funcional, que incluya los empleos anteriores y los cursos realizados explicando que han aportado a la carrera puede ser más atractivo, además, se puede emplear la información recogida en el ejercicio de análisis previo a la búsqueda de empleo.

Aunque pueda parecer algo más elaborado, lo más indicado es contar con tantos modelos de CV personalizados como tipos de empleo se pretendan buscar, de esta forma al seleccionador de personal le llegará solo y siempre, la información de su interés.

Buscar un empleo

Cómo buscar trabajo en persona

Ir de empresa en empresa buscando empleo puede parecer una actividad anticuada, pero, aun muchas empresas valoran este esfuerzo, además, está el efecto “persona – persona” que da un valor añadido a la primera impresión del CV.

En una búsqueda de empleo en persona, simplemente se deja el CV en una serie de empresas seleccionadas, por ejemplo, empresas de interés que busquen o no busquen trabajadores en ese momento.

Es importante, siempre que se posible hablar directamente con un responsable encargado de la selección de personal, pero tampoco pueden faltar la educación y la cortesía a la hora de tratar con los posibles empleados presentes en la empresa, después de todo, se podrían convertir en compañeros de trabajo o, peor aun, el jefe podría pedir impresiones a estas personas.

Cómo buscar trabajo por Internet

Internet ha abierto todo un mundo de posibilidades en la búsqueda de un trabajo, encontrar ofertas de trabajo es tan sencillo con fácil, puede que, por ello, sea aquí donde más atención se debe prestar.

Hay muchos portales para buscar empleo, y suelen enviar emails diarios con ofertas nuevas. Un error clásico es apuntarse en tantos portales como existan, en busca del mayor número de ofertas diarias, pero, desde un punto de vista organizativo, es mejor seleccionar solo dos o tres portales de empleo, y suscribirse a una alerta diaria o semanal. De esta forma, se llevará un control más directo de las ofertas de trabajo y se podrán seleccionar las de interés.

El objetivo de la búsqueda por Internet no es el envío masivo del CV a tantas ofertas como exista en la web, sino encontrar ofertas que puedan ser interesantes y que se puedan convertir en un empleo, de modo que se presentará solo candidatura en las ofertas que sean de interés.

Cómo buscar trabajo con apps

Las apps son un valiosísimo recurso de organización, gestión y búsqueda, y aplicaciones web hay tantas, casi, como ofertas de trabajo. Cuando se busca empleo es muy útil contar con tres: una que permita llevar siempre en CV en el smartphone, el formato imprimible, digital y código CV; una que permita seleccionar e indicar las empresas en las que ya se ha dejado currículum; y una que permita gestionar el correo electrónico.

Algunos tips extra

Una agenda.

La organización es clave en la búsqueda de empleo, tanto para uno mismo, como para crear una buena impresión en las empresas. Una agenda, física o electrónica, es necesaria para apuntar empresas que se han visitado, fechas en las que se deja el CV, posibles negocios que puedan necesitar gente, noticias relacionadas con aperturas de negocios, …

Buscar trabajo, un trabajo.

Buscar un trabajo es un trabajo en sí mismo, y mas ahora. Ningún trabajo se puede realizar las 24 horas del día, los 365 días del año. Tener un horario para buscar empleo es esencial para no desmotivarse y, también hay que buscar, por lo menos un día libre de buscar trabajo, fuera del “horario” de buscar trabajo, hay que evitar las conversaciones sobre “lo difícil de la situación”, “lo mal que está el mercado laboral”, …

Además, y empleando la lógica, es poco probable que una empresa llame para trabajar, por ejemplo, un domingo a las 15.00, y menos si se trata de un negocio comercial.

Las redes sociales.

Las redes sociales son algo personal, pero también algo profesional y, en la actualidad, una forma muy sencilla de que las empresas se informen sobre los candidatos, vigilar el perfil y las publicaciones puede inclinar la balanza entre una entrevista de trabajo y un descartado.

Siguiendo estos pasos, lo más seguro es que tarde o temprano se reciban las primeras llamadas para entrevistas de trabajo.