Orientación laboral

Cómo responder preguntas incómodas: Tu pasado laboral

La entrevista de trabajo es la parte más importante en la búsqueda de empleo: es uno de los últimos filtros que el candidato ha de sortear en su camino a un contrato y un trabajo que puede cambiar y potenciar su vida.

Dentro de la entrevista hay toda una serie de preguntas con sentidos ocultos, y que puede ser un ataque directo a la confianza del entrevistado, y pueden significar titubeos u obligar al candidato a proporcionar información que le juegue en contra.

Hay preguntas que son indebidas y que nos revelan la naturaleza de una empresa, que al pedirnos información de índole personal o compromisos laborales que, de ninguna manera, se relacionan con el trabajo que está en juego.

A diferencia de estas preguntas, hay otras que estamos obligados a responder: las que se relacionan con nuestro pasado laboral. Si ese pasado contiene momentos y situaciones incómodas, cualquier pregunta inocente o bien enfocado puede llevarnos a dar datos que nos perjudican.

Si tuviste mala relación con tus empleadores anteriores o compañeros de trabajo, si te echaron de mala manera o hay actitudes o hechos en tu pasado laboral que te juegan en contra, ¿qué debes hacer si te preguntan sobre ellos en una entrevista laboral?

La manera más efectiva de lidiar con estas preguntas sin comprometer tu prestigio es convertir la pregunta que te han hecho en una que puedes responder sin verte en problemas ni hablar en tu contra.

Por ejemplo: “¿Cómo era tu relación con tu jefe anterior?”.

Cómo reconvertirlas: “Si lo que me pregunta es:  ¿Soy una persona con problemas con los figuras de autoridad y por ello pondría en riesgo un proyecto al anteponer mis prejuicios personales a mi formación profesional? Te puedo responder que no, es algo que nunca me ha ocurrido en mis trabajos anteriores, y siempre he sabido recibir órdenes y apegarme a su cumplimiento…”