Orientación laboral

Productividad no es tanto lo que haces, como lo que no

Se habla en estos muchos de eficiencia y competitividad, dos factores que sólo serán posibles en la medida que cada uno se esmere en su productividad… Con lo que se nos abre una gran interrogante: ¿Cómo se logra la mejor productividad?

La sabiduría convencional nos indicaría que la mejor productividad se logra haciendo más. Desde la óptica del presentismo, la idea se centra en que es más productivo quien está más horas en el trabajo.

Hay una nueva visión que, en este mundo interconectado y multitask, nos ofrece una nueva idea al respecto: la productividad no se refiere tanto a qué hacemos como a qué dejamos de hacer…

Scott Hanselman, portavoz de Microsoft, en una charla reciente, habló sobre esta nueva idea de la productividad, considerando los ciclos de interrupciones en el que vivimos: emails, mensaje, alertas de Facebook, mensajes directos de Twitterla fragmentación de la atención es el sino de nuestro tiempo, y se convierte en el más acérrimo enemigo de la productividad.

Antes eso, Hanselman sugiere el dejar de hacer para hacer mejor. Abandonar las actualizaciones, los menajes, las llamadas, los vídeos de gatitos, los memes… Entre menos de ello hagamos, más centrado estaremos en lo que debemos hacer.

Deja de hacer lo que no debes, para hacer lo que debes”, se resume esta charla de Hanselman, y debemos decir que suscribimos la idea en su totalidad.

  • Jorizon

    El problema es que mucha gente piensa que a más horas trabajadas más productivos somos. Nada mas lejos de la realidad.

    Está demostrado que más horas no implican un mejor rendimiento. De hecho, somos uno de los países de Europa que más trabajan y que tienen índices de productividad más bajos. ¿Por qué? Porque calentamos la silla. En mi caso, llevo unos meses con un porcentaje de mi sueldo en variables ligadas a la productividad que realizo. Esta se mide a través de un nuevo programa que nos han instalado llamado Workmeter (htttp://www.workmeter.com) Este software mide mi actividad delante del ordenador y la divide entre productiva y no productiva. Esto me motiva más que estar 8h en la oficina sin tener un reconocimiento. 

  • Pingback: Cómo administrar tus emails | Blog Trabajos