Formación

Consejos básicos para aprender un idioma y avanzar en el trabajo

English

Aprender un nuevo idioma es una de las habilidades más poderosas y útiles que un ser humano puede adquirir.

Nos otorga el poder de la comunicación.

Nos concede la utilidad de la sabiduría.

Pero es algo, casi todos lo sabemos, que requiere esfuerzo y entrenamiento. Hay que dedicarle tiempo para que el aprendizaje se haya desarrollado lo suficiente como para ver resultados satisfactorios.

Por eso mucha gente se queda en el camino y piensan que lo de los idiomas no es para ellos, cuando está demostrado que cualquier persona con una mínima inteligencia, dándose las condiciones apropiadas, puede terminar entendiéndose en un idioma extranjero.

Peor nadie nace sabiendo, por eso ofrecemos unos consejos básicos para que el estudio nos resulte más productivo. Ejemplificaremos con el inglés, pero se pueden aplicar a cualquier otro idioma.

Échale tiempo: Uno de los factores decisivos para aprender un idioma es dedicarle tiempo, cuanto más mejor. Cuanto más tiempo estemos inmersos en el idioma, antes lo aprenderemos. Lo cual no significa estar mirando la televisión o escuchando música, significa pasar tiempo agradablemente conectado a la nueva lengua. Para ello existen ofertas de cursos de ingles en el extranjero en los que conectar con otros estudiantes y nativos con los que disfrutar manejando nuestras nuevas habilidades.

Escuchar y leer todos los días: En cualquier momento podemos conectar nuestro reproductor mp3 y escuchar y leer un texto para que, aunque sólo lo comprendamos parcialmente, la lectura y la escucha nos vayan acostumbrando a los nuevos sonidos y estructuras del idioma. Una hora de lectura o de escucha es más efectiva que muchas horas de clase.

Centrémonos en frases y palabras: Es necesario construirse un vocabulario lo más amplio posible porque lo necesitaremos. Para ello es fundamental el uso de diccionarios, tener uno siempre a mano o utilizar alguno online es la mejor manera de ir aprendiendo nuevas palabras. Existen e-books en el mercado que ofrecen la posibilidad de utilizar diccionarios mientras leemos un libro, lo cual es perfecto para nuestro propósito de aprendizaje.

Asumamos la responsabilidad de nuestra enseñanza: Que estemos decididos a aprender es fundamental. Si aparte de las clases o el apoyo de un profesor, buscamos temas de interés con los que practicar el idioma mucho mejor. Descubrir el lenguaje por nosotros mismos, como lo haría un niño, redundará en nuestra fluidez cuando lo usemos.

Y, por último, relajarnos y disfrutar: No te preocupes por lo que no puedes entender, recordar o decir. No tiene importancia. Estamos aprendiendo y mejorando. El idioma se acabará fijando en nuestro cerebro, pero eso no tiene ni día ni hora fija. Así que relajémonos y pasemos tiempo practicando, esa es la mayor garantía de éxito.