Contratos

El contrato de prueba: ¿Seis meses mínimo?

contrato en prueba

Dice el refrán popular que “Cuando el río suena, agua lleva”, y las últimas propuestas de la OCDE, que coinciden con el informe de final del año, podrían ser la clave para intuir por dónde irán los pasos en lo que a contratos se refiere para el año que viene.

La Ley de Reforma Laboral, que pretendía impulsar la contratación y frenar la destrucción de empleo en la Península, no ha tenido los efectos esperados, de hecho, ha disminuido el número de contratos de duración indefinida hasta un mínimo histórico, aumentando los contratos en prácticas.

Contratos de prueba: más tiempo pendientes de un hilo

Hay que recordar que la Reforma Laboral incluía ventajosas novedades en los contratos – ventajosas, para los empresarios -, quizás la más destacable era la que se refería a los contratos de prueba, que permitían contar con nuevo personal en prueba durante un periodo de tiempo de entre dos y seis meses, tras el cual, la empresa podía decidir no extender la duración del contrato sin que tuviera que indemnizar por ello al trabajador.

Lejos de solucionar los efectos de la crisis desde un punto de vista laboral, el contrato en pruebas ha aumentado la sensación de inestabilidad, así como la precariedad laboral, y no hay más que ver los datos sobre cifras de empleo para constatarlo.

Pero ahora, la OCDE pretende ir más lejos en la regulación de empleo, y la solución propuesta para favorecer los contratos indefinidos pasa por aumentar el tiempo mínimo del contrato de pruebas a seis meses.

¿Solución o fulminación?

De convertirse en realidad la propuesta del patronato, se podría comprobar de forma efectiva si esta es la solución al desempleo, pero, en vista de los resultado de la última reforma laboral, esperemos que el Gobierno no recoja el guante lanzado por los empresarios.

Etiquetas: