Contratos

Desciende el número de contratos indefinidos

contrato indefinido

El trabajo ha descendido en los últimos, y en la actualidad las posibilidades de encontrar un trabajo y, sobre todo, el mantenerlo, son inferiores a las de hace unos años. Pero no solo para los demandantes de empleo la situación es difícil, sino que no es mucho más sencilla para quienes cuentan con un trabajo, la inseguridad laboral y la inestabilidad tienen un reflejo claro en uno de los tipos de contrato más clásicos: el contrato indefinido.

¿Qué es el contrato indefinido?

Un contrato indefinido es aquel que no limita en el tiempo el desarrollo de un empleo, o lo que es lo mismo, aquel que no pone fecha determinada para el fin de la realización de una actividad laboral. El contrato de trabajo indefinido es, en la práctica, una garantía para el trabajador que ha pasado un amplio periodo de pruebas y está preparado para desarrollar el trabajo de forma autónoma; pero también supone para las empresas, una garantía para que el trabajador se mantenga en el trabajo, además, elimina la necesidad de renovar todo el proceso de contratación.

El contrato indefinido da ciertos derechos al trabajador en el caso de despido.

Desciende el número de contratos indefinidos

Los contratos indefinidos son una buen seguro para el mantenimiento de puesto de trabajo, pero son costosos para los empresarios. En una situación económica estable, este tipo de contratos son un acuerdo común, pero en la actualidad son cada vez una alternativa menos utilizada, de hecho, solo en el último año, han descendido en un 20% el número de contratos indefinidos firmados.  En la actualidad, los contratos firmado con duración indefinida están en cifras similares a los de 1997.

Desde que ser aprobada la reforma laboral, la precariedad en el trabajo es una constante, y parece que los datos no hacen más que confirmar la dificultad para encontrar y mantener un trabajo.

¿Qué os parece esta reducción en los contratos indefinidos?

  • Ruth

    Es una bola, habiendo tanta gente en el paro y queriendo trabajar no es de extrañar que las empresas no quieran mojarse y hacer contratos indefinidos.