Contratos

Los nuevos contratos para jóvenes

contratos para jóvenes

En la actualidad, un 75% de los jóvenes de menos de 25 años no trabaja, o realiza solo algún trabajo de verano. Las razones por las que los jóvenes no trabajan están condicionadas por la actual situación laboral pero también por una creencia muy extendida de que aquellos que estudian no están obligados a trabajar, excepto para pagar sus gastos, si la familia no puede afrontar los costos de la Universidad.

Durante el curso académico, el número de estudiantes que compaginan trabajar con estudiar se reduce aun más que en verano, y son muchos los estudios que afirman que solo 2 de cada 2 universitarios trabajan y estudian a la vez.

Trabajar y estudiar: Un contrato para jóvenes

Para mejorar las cifras de jóvenes y trabajo, se pondrá en marcha un nuevo contrato que mejore las posibilidades de contratación entre los jóvenes de entre 16 y 25 años. El nuevo contrato será en práctica una fórmula por la que las empresas podrán contratar asegurando el salario mínimo interprofesional, o lo que es lo mismo, un trabajo por el que se pagará un sueldo total de algo más de 645€.

Mediante la protección de la empresa, asegurando la posibilidad de pagar menos al trabajador, se pretende fomentar el número de contratos de menores en los próximos años.

Incompatibilidad entre trabajo y estudios

En cualquier caso, lo que aun no recogen el nuevo proyecto de contratos para jóvenes es cómo compatibilizar de forma efectiva la asistencia a clase con el trabajo, ya que desde que se implantara en Plan Bolonia en las Universidades, la asistencia a clase es obligatoria y determinante para el aprobado, y ello imposibilita que se realice un trabajo, se asista a clases y además se estudie.

¿Cuál crees que es la mejor solución para reducir el desempleo en los jóvenes?