Emprender

Las cooperativas de trabajadores, emprender gastando menos

cooperativas

Emprender parece haberse convertido en una única forma posible para encontrar un empleo, al menos de forma temporal, y hasta que la situación económica del país se establezca.

Muchas personas ven en el autoempleo una forma de conseguir algo de dinero- o incluso un sueldo mensual- a base de hacer trabajos que ellos mismos han buscado, sin embargo, en España, para desarrollar una actividad empresarial, debe estar registrado en la Seguridad Social y pagar una tasa correspondiente a  250€, además de otros gastos de gestión.  Este importante desembolso mensual, hace que el emprender deje de ser una opción atractiva…

En los últimos años han crecido de forma considerable las cooperativas de trabajadores, gracias a las que es posible trabajar dentro de la legalidad, sin tener que pagar grandes cantidades de dinero todos los meses.

Cooperativas de trabajadores, emprender, pero más barato

Las Cooperativas de trabajadores funcionan, a todos los efectos, como una empresa que contrata a trabajadores por días. La principal diferencia es que es el trabajador quien se encarga de buscar el trabajo y a los clientes.

Para formar parte de la cooperativa, es necesario pagar una pequeña tasa de participación y, por supuesto, tener permiso para trabajar en España, así como un número de la Seguridad Social.

Las cooperativas se encargan de emitir las facturas,  de las que después se quedarán con un pequeño porcentaje, el resto del dinero se ingresa directamente en la cuenta del trabajador al que corresponda.

Cooperativas para empezar un negocio

Puede que a la larga, las cooperativas no sean rentables, pero para autónomos que quieren estar seguros de que su negocio irá bien, las cooperativas pueden ser una buena solución para trabajar según la ley.

En la actualidad hay, además, cooperativas dedicadas a distintos sectores.