Formación

Curiosidades del idioma inglés: war

Hoy comienzo una pequeña serie de post que además de aportar algunos datos curiosos y más que interesantes, nos permitirá aprender algo de historia, bajo ribetes que no dejan de ser también curiosidades históricas.

Tal el caso de la palabra del idioma inglés “war“, que literalmente traducida al español significa “guerra“.

Pero vamos a trasladar nuestra búsqueda bastante más atrás en el tiempo y en la cultura; para comenzar diciendo que en Sánscrito védico, la palabra designada para el concepto guerra era “gavisti“, que literalmente significa “la búsqueda de las vacas“, o -bajo la misma idea- el  “deseo de tener más vacas”.

Cuentan las referencias históricas que la casta guerrera (el Kshatriyas) de cada tribu tenía la función de no sólo promover y llevar a cabo la adquisición de bovinos criados por otras tribus, sino también debían velar por la protección de los animales que pertenecían a su propia tribu.

Esa protección significaba desarrollar estrategias de ataque y defensa, así como el entrenamiento y equipamiento de lo que hoy denominaríamos un “ejército” o equipo de personas debidamente preparadas para ese fin.

Queda claro así, el porqué del hecho de que la palabra védica para la guerra fuera “gavisti” que literalmente significa “la búsqueda de las vacas”, dado que esta acción en sí misma significaba una guerra por su posesión y cuidado.

Por último, es así que los Kshatriyas son conocidos también bajo el rótulo de “los protectores de las vacas”.

Te invito a estar pendiente del próximo post; los datos que nos irá revelando esta pequeña serie seguramente serán de tu interés.

  • http://falsosamigos.com/ Falsos amigos

    Muy bueno, me ha encantado.
    Lo que demuestra este rastreo por significados pasados de la palabra “war” es que el mundo ha cambiado poco en miles de años. 
    Al fin y al cabo, aunque se disfracen con excusas políticas, religiosas, etc, el motivo último de las guerras sigue siendo la “búsqueda de más vacas” e intentar que no me quiten las mías.
    Me ha gustado la entrada