Orientación laboral

Curiosidades: origen de la palabra restaurante

Continuando con esta atrapante búsqueda sobre el origen de ciertas palabras nos hemos topado con una historia que nos relata de dónde proviene el nombre que llevan en la actualidad las casas de comidas, hoy conocidas como restaurantes.

Según la historia el primer restaurante del que quedó registro en la historia, abrió sus puertas en el año 1765 en la ciudad de París. Su dueño era un mesonero de apellido Boulanger. Este hombre, a modo de invitación y referencia a lo que en su negocio se hacía, colocó en la puerta del mismo un cartel escrito en latín vulgar en el que se podía leer: “Venite ad me omnes qui stomacho laboratis et ego restaurabo vos”.

Esto traducido a nuestro idioma significa: “Venid a mi casa hombres de estómago cansado y yo os restauraré”. Según los relatos la frase tuvo tanto éxito que a partir de allí cada casa de comidas que se abrió pasó a llamarse directamente “restaurante”.

Otro dato llamativo de esta historia es que en Francia a las pastelerías se las llama “Boulangeries”. Lo que no podemos aseverar es si se trata de una simple casualidad o de un verdadero homenaje a aquel mesero apellidado Boulanger, que tan buen cartel escribió para su mesón y que gracias a él pasó a formar parte del lenguaje moderno, seguramente sin siquiera imaginarlo.

Sin dudas una curiosidad que pocos imaginamos, aunque pensándolo bien y sobre todo si imaginamos esos momentos en que famélicos encontramos un sitio donde alimentarnos, nunca tan bien puesto un nombre. ¿No te parece? ;)

  • http://www.escalerayescaleras.es/ Ricardo Schillaci

    El restaurante “Botin”, de la calle Cuchilleros 17 en Madrid, data de 1725, por lo que es mas antiguo que el de la entrada y figura en el libro Guiness como el mas antiguo (en funcionamiento)

  • http://www.inglesenmadrid.es/ Elisabet kuszek

    Efectivamente, Botin es mas antiguo que el que se menciona.

  • Daniel

    Perdón pero, hasta donde tengo entendido, boulanger significa panadero en francés. Y de ahí deriva la palabra boulangerie.