Formación

Cursos de inglés en verano

aprender inglés

El inglés se ha convertido en el idioma más demandado para el empleo, no es que sea un requisito, es que, en algunas empresas es un básico que puede marcar la diferencia entre conseguir una entrevista de trabajo y no conseguirla.

Para los demandantes de empleo, tener un buen nivel de inglés se convierte en el principal reto a superar y el verano se puede convertir en el mejor momento del año para conseguir este objetivo. ¿Cómo aprovechar el verano para mejorar el nivel de inglés?

Aprender inglés el verano

Un curso en el extranjero. Unas vacaciones o una estancia de aprendizaje, puede ser un poco de ambos, porque estos cursos permiten una inmersión lingüística en la que el número de horas en la que se habla inglés dependerá, después de todo, del alumno.

Clases intensivas. En verano, muchas ciudades se vacían, pero las academias de idiomas siguen en funcionamiento, y en muchas de ellas se ofrecen cursos intensivos, entre las ventajas, un menor número de alumnos y, en ocasiones, precios muy competitivos.

Intercambios de idiomas. Para los que quieren ahorrar o para aquellos que, simplemente buscan mejorar su fluidez, los intercambios de idiomas son una excelente opción, se trata de encuentros de varias nacionalidades, que se realizan en bares o terrazas.

Clases de verano. Dedicar una o dos horas a la semana a aprender inglés puede parecer un camino más lento, pero la constancia dará los mismos resultados que el esfuerzo en un breve periodo de tiempo y, después de todo, el verano se compone de tres meses, tiempo suficiente para ver un progreso.

No solo por el CV

La formación en inglés es importante para encontrar un trabajo, pero también se puede convertir en un reto personal enriquecedor y motivador.