Contratos

Decidir a quien contratar cuando inicias una empresa

contratar

Uno de los mejores trucos que debes aprender es la  regla para decidir a quién contratar. Esto significa que alguien se toma su trabajo demasiado en serio, alguien que hace lo que hacen tan bien que pasan a través de profesionales y cruzan la obsesión: un vendedor que no acepta un no por respuesta, un hacker que se mantendrá hasta las 4:00 a.m. en lugar de ir a la cama, una persona de relaciones públicas con voluntad de hacer llamadas o tocar la puerta en frío, un diseñador gráfico que siente dolor físico cuando algo esta a dos milímetros fuera de lugar…

No es necesario esta calidad en las grandes empresas, pero es necesario en un inicio.

¿Es un empleado inteligente o lo quiere aparentar?

Cuidado: Cuando los aspirantes o trabajadores son insoportables por lo general, es porque están tratando ser demasiado duros para parecer inteligentes. Pero el más inteligente con menos presión actúa de forma inteligente. Así que, por regla general, se puede reconocer a las personas verdaderamente inteligentes por su capacidad de decir cosas como: “no sé”, “Tal vez tengas razón”, y “No entiendo x lo suficientemente bien.”

Esta técnica no siempre funciona, porque la gente puede estar influenciada por su entorno, parece que hay una tradición de actuar como un brusco “sabelotodo”. Incluso gente genuinamente inteligente, comienza a actuar de esta manera, así que hay que hacer concesiones.