Formación

Día de examen ¿qué hacer?

Rendir un examen suele ser una experiencia en la que inevitablemente nos sentimos inquietos, ansiosos y lo suficientemente tensos como para que la ocasión requiera una preparación especial, por supuesto quiero decir más allá de la académica, es decir del tema del examen en sí mismo.

Examen, evento importante

En la  mayoría de los casos invertimos mucho tiempo y energías precisamente en esa preparación académica, y el sólo hecho de no querer volver a invertirlo nos pone tensos. Ni hablemos de aquellas situaciones en las que más allá de ser un estudiante de carrera, estamos aspirando a una posición laboral de la que depende nuestra familia,  o un ascenso del que dependen muchas otras cosas.

A los trucos y consejos que compartimos antes para preparar un examen, me gustaría sumar los siguientes consejos que son específicamente para la noche antes y para el mismo día del examen, antes de que te dispongas a rendirlo en sí mismo.

Ambiente apropiado

¿Cómo se llega a crear el ambiente propicio para llegar a tomar el examen de la mejor forma?

  • La noche anterior, deja pronto todo. Eso incluye, desde la ropa que te vas a poner hasta los materiales que necesitas llevar para rendirlo (calculadora, útiles de escritura, diccionarios etc etc)
  • Levántate temprano, con tiempo de sobra para desayunar tranquilo y desplazarte sin correr hasta el centro educativo.

Asegúrate de ir…

  • Con el estómago lleno.
  • Bien descansado.
  • Con todos los materiales que necesitará para el examen, incluyendo: lápices, gafas de lectura, calculadoras, kit de Matemáticas, documento personal como tarjeta de examen o inscripción al  mismo.
  • Documento de identidad con foto, si es necesario.
  • Con una bolsa para guardar sus materiales de estudio para que nadie te acuse de hacer trampa.
  • Con un plan para agarrar unos minutos finales de paz y tranquilidad para una revisión rápida.