FormaciónOrientación laboral

El auge de los ciclos formativos

On a seminar

España, decisión que se está lamentado ahora, llevaba años arrinconando la famosa formación profesional en beneficio del bachillerato al contrario que otros países como, por ejemplo, Alemania. Resultado: falta de oferta de trabajadores cualificados para determinadas actividades industriales y sobreoferta brutal de universitarios con carreras sin ninguna demanda.

Eso está cambiando, y los ciclos formativos son parte de ese cambio. Pero contestemos la pregunta del principio: ¿Qué es un ciclo formativo?  En feliz definición de las autoridades educativas, los ciclos formativos es el nivel educativo que prepara a los alumnos para una actividad profesional y les capacita para el desempeño cualificado de las distintas profesiones. Es decir, es una formación de carácter eminentemente práctico.

Enseñanza práctica

De hecho, La principal finalidad de los ciclos formativos en el sistema educativo es la de preparar a los alumnos para la actividad en un campo profesional y facilitar su adaptación a las modificaciones laborales que pueden producirse a lo largo de su vida. Hay ciclos formativos de cocina y gastronomía, ciclo formativo de curso auxiliar de farmacia y de otras muchas cosas.

Aptos para las empresas

Si lo tuyo no son las elucubraciones filosóficas sino resolver con éxito y empuje los problemas del día a día, un ciclo formativo es lo tuyo. Te puede preparar para desempeñar una profesión sin necesidad de pasar largos años en la universidad, estudiando algo que quizá no te motive, y sin especiales garantías de conseguir un trabajo mejor, o al menos mejor pagado, que si hubieras estudiado formación profesional.