ContratosOrientación laboral

¿El despido barato evitará más despidos?

¿Es verdad la lógica de las patrones y de los lobbys que demanda como parte central de la refora laboral a un despido más expedito y económico para generar más empleo? ¿El despido más barato es la fórmula que España necesita para recuperar trabajos? En realidad, no.

Uno de los mitos económicos en boga señala que si el despido fuera más barato, las empresas despedirían menos. Ese mito insiste, también, en que de aprobarse un despido más económico para los empresarios, se generaría más empleo, pues sería más fácil reemplazar a los trabajadores poco productivos por otros, más rentables.

¿El despido es más efectivo que las políticas públicas o la formación profesional para la creación de empleo?

La verdad es que no. Y España es la muestra de ello.

Lo cierto es que en España se despide tanto que tenemos el mayor número de parados de Europa. El despido como herramienta para suprimir gastos es algo que se viene dando desde que 2010, cuando el PSOE aprobó una nueva normativa del despido.

Este nuevo marco abarató el despido, que entonces era de 45 días a sólo 33, pero con causales y mecánicas de extinción de la relación laboral que han llegado a posicionar al despido con indemnizaciones cercanas a sólo 12 días.

En España el despido barato y expedito rige desde hace más de un año. ¿Ello ha hecho decrecer el número de despidos? La verdad es que no.

Desde aprobación de esta nueva normativa, se han perdido más de 400.000 puestos de trabajo, lejos de que se recuperase alguno.