Orientación laboral

El peligro de trabajar 24 horas al día

Stress Man

Trabajar 24 horas al día es imposible, pero estar conectado 24 horas al día 7 días por semana no sólo es posible, sino que es algo cotidiano para millones de trabajadores en el mundo,  sobre todo en países como China o India y entre los trabajadores de mayor responsabilidad. Así lo revela un trabajo de la consultora Randstad.

La culpa de esto es de los malos hábitos y, de modo secundario, de las nuevas tecnologías, que nos permiten estar localizables, conectados y operativos hasta en la alta montaña.

¿Espiral de estrés?

“En general, un empleado motivado es más productivo, por lo que hay que tener en cuenta el no estresarlo”, señala un ejecutivo de BICG en el diario Cinco Días.  “En algunos casos las tecnologías aceleran la respuesta, pero también pueden crear una espiral de estrés. Las empresas deben ser muy respetuosas con la vida privada de las personas”. Seguramente, el Iphone y sus gadgtets son el icono de la conectividad.

La conectividad permanente….

…..”A corto plazo permite ganar productividad. Pero a largo plazo es insostenible. Tendremos una generación de gente quemada, de esposas y maridos que se enfadan contigo porque no desconectas en casa. El mensaje es que hay que trabajar en ser productivo, no en tener una cultura presencial también en casa”, dice un experto en relaciones laborales del Instituto de Empresa, una de las mejores universidades privadas del mundo.

Flexibilidad buena

Las nuevas tecnologías también son herramientas que permiten avanzar hacia un equilibrio entre nuestra vida profesional y personal. “Son buenos complementos de políticas de flexibilidad. Nosotros tenemos un horario flexible de entrada, entre las 7.30 horas y las 10 horas, y los viernes la compañía ofrece a sus empleados la posibilidad de salir a las 13 horas. Y por otra parte, la empresa permite que los empleados realicen gestiones personales durante su horario laboral, en la confianza que tiene en que estos sabrán recuperar el tiempo de manera provechosa”, dice un ejecutivo de Procter&Gamble.