Formación

Elegir Universidad para estudiar

Elegir Universidad para estudiar: un paso tan delicado como importante en tu vida y para el cual es muy importante escuchar consejos. Las razones son varias, pero fundamentalmente has de tener en cuenta que pasarás en ella varios años, invertirás mucho tiempo y dinero, por lo que el proceso de selección ha de ser dedicado y con calma.

¿Qué factores hay que tomar en cuenta? Si es tu primera experiencia, estás realizando lo que se llama una carrera de Grado; cuando tengas un título y desees cursar una especialidad o un perfeccionamiento, será el momento de pensar en un posgrado. Como primer punto, debes tener clara la carrera que vas a cursar, esto reducirá de forma drástica tu lista de Universidades en una primera instancia. Después, de la lista que queda, comienza a solicitar referencias (nivel de estudios, oportunidades que se abren, opiniones de alumnos y ex alumnos, etc.)

Como segundo punto, has de “cruzar” lo que más te haya gustado de esa información, es decir, lo que más responde a tus expectativas con lo que son tus posibilidades reales en cuanto a lo geográfico y lo económico fundamentalmente. Por ejemplo, si vives en Madrid y estás pensando en cursar de forma presencial, una búsqueda en término de grados madrid te devolverá una multiplicidad de posibilidades. Lo importante allí es que trates de compatibilizar cada una de ellas con lo que son tus posibilidades reales de economía, tiempo y accesibilidad.

Algo que no te puede pasar, es que te “seduzcas” con una Universidad inalcanzable o que te demande mucho esfuerzo económico, o mucho tiempo de viaje ida y vuelta; porque te cansarás, o no conseguirás los recursos económicos y terminarías abandonando los estudios.

No puedes permitirte una frustración y especialmente una pérdida de tiempo y dinero así. Mi mejor consejo, como te dije antes, es que realices una elección lo más coherente posible con lo que son tus posibilidades y en ese marco, elegir lo mejor para ti.

Si lo consigues, el éxito está asegurado porque podrás concentrarte (sin agotarte y sin preocuparte por lo económico demasiado) completamente en los estudios.