Emprender

Emprender en casa: un huerto en el jardín

huerto en casa

En los últimos años, la agricultura ecológica o biológica ha sufrido un importante aumento, en poco tiempo ha pasado de ser un tipo de agricultura poco conocida ha convertirse en un elemento a tener en cuenta a la hora de buscar la mayor garantía de producto sano y natural, pero también cultivado en el respeto del Medio Ambiente.

Los consumidores buscan un producto que destaque por su sabor y sus características. Cuando se tiene un pequeño espacio de jardín o terraza en el hogar, se puede aprovechar para comenzar un proyecto ecológico a pequeña escala.

Un huerto ecológico

Con la primavera, llega el momento de empezar a pensar el qué hacer en el jardín y en cómo aprovecharlo, las flores o la agricultura de consumo propio pueden parecer una buena idea, pero una alternativa interesantes puede ser destinar este espacio para emprender un pequeño huerto.

Las plantas aromáticas y potenciadoras del sabor suelen ofrecer buenos resultados, ya que ocupan muy poco espacio y los consumidores suelen demandarlas muy frescas, por ejemplo, la menta, la albahaca o el perejil son buenas ideas para empezar a trabajar.

Las verduras y hortalizas requieren de más espacio de cultivo, pero siempre se puede optar por plantas que no ocupan demasiado, como los tomates o los calabacines.

Los frutales son menos trabajosos, peor requieren de unos 5 años para empezar a dar frutos y, además, necesitan que espacio más amplio para poder desarrollarse de forma que la producción merezca la pena en inversión de esfuerzo y capital.

En contacto con tiendas ecológicas

Cuando se tiene un huerto para la venta, es importante estar en contacto con tiendas que serán las encargadas de vender el género de esta forma un pequeño proyecto de huerto se puede convertir en una idea para mejorar el Medio Ambiente y favorecer una alimentación más natural, así como en un interesante trabajo.