Orientación laboral

Cómo preparar una entrevista telefónica

entrevista telefónica

La alta oferta de candidatos que recibe una empresa que busca trabajadores para cubrir un puesto, ha hecho necesario buscar sistemas de filtrado y selección de candidatos antes de llegar a la entrevista personal.

Una de las más utilizadas para conocer a los posibles trabajadores, es la entrevista telefónica. La entrevista por teléfono permite que el entrevistados y el candidato mantengan una conversación formal sobre cuestiones de trabajo. Preparar cuidadosamente esta entrevista, puede ser la mejor solución para conseguir un trabajo.

Cómo preparar una entrevista telefónica

En la entrevista al teléfono, se tienen en cuenta  las respuestas a las preguntas del entrevistador, pero también la manera de expresarse, el uso del lenguaje, la seguridad en la voz, …

Hay que tener en cuenta en una entrevista en persona, se puede jugar con más ventaja, si se sabe sacar partido al propio físico, a la forma de vestir e incluso a la manera de actual. El lenguaje corporal puede ayudar a inclinar la balanza hacia el, tan ansiado trabajo, pero, al teléfono, todo ello desaparece.

  • Es necesario cuidar el tono de voz, para que parezca seguro y se oiga claro y firme.
  • El estado de alerta debe ser constante, en una conversación al teléfono, después de un tiempo, los interlocutores se relajan después de un tiempo, pero en una entrevista de trabajo, la atención debe ser constante y muy alta.
  • El lenguaje se debe adaptar al puesto de trabajo y, en cualquier caso, se deben evitar coloquialismos o modismos, incluso cuando en interlocutor parezca una persona agradable, no es un amigo, sino un selector de personal.
  • Vestir de forma correcta para el trabajo podría parecer absurdo, pero puede ayudar a crear un contexto en el que el trabajador se sienta más alerta.
  • El propio PC, y la documentación que pueden solicitar, así como el CV deben estar a mano, y perfectamente organizados, antes de la entrevista.

La entrevista telefónica

Cada vez es más frecuente un sistema de preselección de personal, que puede ser una entrevista al teléfono, o el cada vez más usado Skype, para encontrar trabajo.