Orientación laboral

¿Eres el jefe o el líder?

jefe

Al jefe del trabajo se le presupone una capacidad, casi innata de liderazgo, sin embargo, no siempre ser el jefe quiere decir ser el líder del grupo de trabajo. Más allá de conseguir la autoridad y que los empleados entiendan que el jefe es quien guía y orienta, le hecho de que exista un líder determinará el éxito o el fracaso de los proyectos que el departamento emprenda.

Algunos aspectos que diferencian al líder. El líder es…

  • Alguien que escucha las sugerencias del grupo y saber valorarlas y utilizarlas.
  • Quien conoce a cada uno de los individuos del grupo y sabe cuanto puede pedir de ellos.
  • Una persona que lidera pero no grita, que pueda sugerir, corregir, alentar e incluso criticar, pero sin alzar el tono de voz.
  • El que sabe motivar para que su equipo dé lo mejor en todas las situaciones.
  • Capaz de reconocer los fracasos y compartirlos con su grupo.
  • Capaz también de reconocer los éxitos de los proyectos  y compartirlos.
  • Hábil para decir las cosas, tanto los logros como los fracasos o las críticas, de forma que la persona a la que se dirige sabe interpretarlas.

La figura del líder

En un grupo, siempre se supone la figura del un líder, si el jefe no es capaz de alcanzar el liderazgo será uno de los miembros el que ostente esta responsabilidad. El problema es que del hecho de que si existe un líder y un jefe, ante el grupo se presentará un conflicto.

Conseguir ser líder es cuestión de tiempo, pero también de tener el cuenta los aspectos más importantes para ser jefe.