Orientación laboral

Cómo evitar distracciones

Cómo evitar distracciones

Como ya habíamos señalado, se tarda hasta 25 minutos regresar a un estado de concentración tras una distracción, y este proceso es extenuante. ¿Cómo evitar que las distracciones rompan con tu proceso productivo?

He aquí algunas claves.

Elimina las distracciones. No todos somos iguales. Algunos pueden trabajar con el televisor a todo volumen de fondo, y otros no soportan la más sencilla intromisión de ruido. Para evitar distracciones, hay que reconocer aquello que resulta perturbador para cada uno de nosotros, y eliminarlo.

¿Cómo distinguir un distractor? La ciencia señala que para cada uno de nosotros hay dos tipos de distracciones: las luces y los ruidos fuertes. Una buena medida para evitar distracciones que rompan tu foco y afecten tu productividad, es eliminar la posibilidad de ambos.

Desde luego no tenemos control sobre los elementos del exterior, pero podemos realizar algunos cambios en nuestro entorno inmediato para evitar cambios bruscos en la iluminación y ruidos molestos: usa audífonos y tendrás bajo control los ruidos, gritos, conversaciones y otras molestas incidencias.

Una manera de eliminar los distracciones visuales es reducir la presencia de parafernelia digital: smartphones, aplicaciones, juegos, televisores,etc. Un paso obvio para evitar las distracciones visuales es eliminar las alertas de mensajes, llamadas, correos, etc.

Crear un ambiente libre de ruidos molestos y distracciones visuales es la mejor manera de empezar una jornada enfocado en las tareas que importan, sin que se rompa la concentración, y dejando que aflore lo mejor de tu creatividad.