Orientación laboral

El Gobierno reduce las profesiones con colegiado obligatorio

colegios profesionales

Hasta ahora para poder trabajar en muchas de las llamadas “profesiones liberales” era necesario estar inscrito en el colegio correspondiente de profesionales del gremio al cual se pertenecía. Mediante este proceso se reducía el intrusismo profesional y se aseguraba que los profesionales que ejercían estas carreras contaran con la titulación necesaria para realizarla de forma segura y fiable para el cliente final.

Ahora una modificación de la ley pretende eliminar la colegiatura obligatoria de 42 de las 80 profesiones que, en la actualidad, tienen que realizarla de forma obligatoria.

Se elimina la obligatoriedad de colegiatura

Con la nueva ley, algunas profesiones dejan de necesitar colegiatura obligatoria, eso sí, siempre que se cumplan algunos requisitos en el ámbito en el que realizan el trabajo. Así, por ejemplo, arquitectos, ingenieros y abogados de empresa no tendrán que inscribirse en un colegio profesional, siempre que como parte de sus funciones no se incluyan la firma de proyectos.

Para las profesiones que se mantienen dentro de la lista, se reducen los costes por inscripción y, además, la nueva medida pretende mejorar los derechos de los colegiados.

Ventajas para los colegiados

Con la nueva medida se pretende establecer la liberalización de la colegiatura para todos los profesionales, de forma que no sea obligatorio estar inscrito en el colegio de la Comunidad Autónoma de residencia para poder ejercer la profesión.

Se establece además una cuota anual máxima de 240€, con la posibilidad de bonificaciones, que podrían llegar al 75% de total del importe, para aquellos colegiados que se encuentren en situación de desempleo.