En el extranjero

Great Place to Work

Great Place to Work

En 1981, una editorial de Nueva York pidió a dos periodistas financieros, Robert Levering y Milton Moskowitz, para escribir un libro llamado “Las 100 Mejores Empresas para Trabajar en América“. Los dos empezaron como un viaje que se puede resumir en más de 25 años de investigación, premios y grandes lugares para trabajar. Levering y Moskowitz entienden que el elemento clave de los grandes lugares para trabajar no era un conjunto de beneficios, programas y políticas para los empleados, sino una serie de relaciones de calidad basadas en la confianza, orgullo y camaradería. Estas ideas llevaron a la fundación del Great Place to Work Institute: ejecutivos de negocios de todo el mundo reconocen los modelos y metodologías de la institución como un sistema privilegiado para medir y crear mejores ambientes de trabajo.

Que consideran las empresas europeas

En el norte de Europa se considera mucho el tema de la justicia, en términos de masa salarial, meritos y la igualdad de oportunidades. En el sur de Europa, sin embargo, los empleados están atentos a cuestiones tales como el orgullo y la camaradería: aquí la bienvenida a cualquier elemento adicional vinculado a la diversión.

Great Place to Work España

En 1997, Fortune (en los EE.UU.) y Exame (en Brasil) han colaborado con la industria del instituto de investigación y desarrolló el primer ranking de las 100 Mejores Empresas para Trabajar, dedicado al lugar de trabajo. Cada vez más, Great Place to Work ha abierto oficinas en 47 países y, en 2003, nació el Great Place to Work España.

El concepto de ranking, es un concepto anglosajón. Ahora, por fin han empezando a entrar en la lista también empresas españolas, pero tomó algún tiempo, ya que se ha superado la idea de que es necesario mejorar la comparación. Muchos, sin embargo, no alcanzan los requisitos mínimos para entrar en las listas de éxitos y utilizar los datos que procesa para mejorar.