Formación

La accesibilidad en comunidades, una asignatura pendiente

movilidad reducida

Durante 2013, FAMMA-Cocemfe Madrid han recibido multitud de denuncias relativas a faltas de accesibilidad en edificación, barreras en la entrada de los edificios, inexistencia de salvaescaleras en las comunidades, rampas o ascensores.

De esta cifra total, el 43% de casos eran debo a problemas relativos a comunidades de propietarios. A este respecto, los problemas localizados en mayor porcentaje eran por falta de salvaescaleras, ausencia de plataformas elevadoras, ausencia de rampas, las barreras a la entrada –escaleras–, y contornos del inmueble no accesible –portal, telefonillo–.

La madre de Mercedes, con una discapacidad del 90%, lleva cuatro meses peleando para conseguir que le instalen una silla salvaescaleras y que se habilite una rampa en su comunidad. Por fin lo ha conseguido, aunque “con mucho esfuerzo” y pese a la ausencia de solidaridad de sus vecinos.

Peor suerte ha tenido María Vicenta, de 75 años, también de Madrid. Ella utiliza bastón y tiene realmente dificultades de movilidad. Su marido, con párkinson, usa un andador y desde el ascensor a la puerta de su inmueble existen unos seis escalones. Situación que les obliga bajar a la calle en unas condiciones “lamentables”. Todavía está buscando una solución que satisfaga a todos los vecinos.

Para dar respuesta a estas situaciones, y poder atender las demandas de incumplimientos e en materia de accesibilidad, la Federación ha constituido un gabinete con el nombre de “Accesibilidad Universal y Diseño para Todos”. Trabajarán en la áreas que van desde los espacios públicos a las nuevas tecnologías, sin olvidar la edificación.

Según el presidente de FAMMA, Javier Font, con esta iniciativa se aumentará la oferta de bienes y servicios, una mayor integración social, mejores relaciones interpersonales entre las personas con discapacidad, y además de potenciar una mayor confianza entre los afectados para poder relacionarse en su propio entorno de convivencia y alcanzar las mayores cuotas de integración y autonomía personal.