Orientación laboral

La culpa y la desorientación cuando vuelves al trabajo después de haber sido madre

La culpa y la desorientación cuando vuelves al trabajo después de haber sido madre

El combinar la maternidad con el trabajo, no siempre, pero a menudo los dos estados de ánimo previos toman el camino de la culpa y una actitud retraída entre las dos funciones.

Pérdida y culpa

Cuando se encuentra con su niño tiene la sensación de perder ocasiones importantes en el trabajo y cuando está en el trabajo, tiene la sensación de perder momentos importantes del crecimiento de sus hijos. La sensación de pérdida se apresura a dar el salto a la culpa.

Puede haber situaciones en las que desee estar completamente en ambas situaciones y llegar a ser incómodo en ambos.

Además de la presión social y las dificultades económicas que aumentan más y más, es difícil de decidir optar por ejemplo, darse tiempo para consolidarse como una madre, aceptando las consecuencias que resultan de tener sentido restrictivo y significado a sus compromisos de trabajo.

Esta brecha es curable sólo si los diferentes contextos en los que las mujeres se colocan juntas, aseguran que la experiencia de la maternidad no resulta en una experiencia de la resta, sino de enriquecimiento y el crecimiento.

Recientemente, varias empresas se han vuelto más conscientes y sensibles a estos temas y gracias a la presencia de las mujeres dentro de los recursos humanos, comienzan a poner en marcha iniciativas en este sentido.

Aspectos para la reintegración

Los aspectos más importantes para mejorar y facilitar una reintegración positiva de las mujeres y madres que regresan al trabajo, son:

-actuar sobre la dimensión cultural de la organización para transformar los mitos y conceptos erróneos acerca de la maternidad en el valor individual y colectivo añadido;

-facilitar, por las mujeres, una mejor definición de las nuevas expectativas para sí mismo y su integración con las de los líderes, colegas y compañeros de trabajo;

-apoyar a las mujeres a desarrollar una mejor integración entre el rol profesional y el papel de la madre, en una lógica de equilibrio entre trabajo y vida;

-involucrar a los jefes, colegas y compañeros de trabajo con el fin de construir una red estable de las relaciones que se hace referencia en los momentos importantes: la entrega de la responsabilidad de apoyo e información relacional con las vacaciones, acogida e integración al volver.