Contratos

La demente lógica empresarial

En estas horas de crisis se ha vuelto un lugar común mirar hacia los CEO de las grandes empresas como la voz dictadora y la voluntad que nos ha de sacar de la debacle económica y de la generación de empleo en España.

Sin embargo, y si se ha atendido a la voz de la patronal  en España, las grandes empresas y sus directivos están lejos de arrimar el hombro en cuanto a poner el grano de arena que se espera de ellas para salir del atolladero.

Y es que una revisión de lo que dicen y hacen los CEO de las empresas más poderosas nos revela que su filosofía empresarial tiene como base  el recorte de empleos para sanear los costes. De hecho, la cruz de batalla de los empresario agrupados en la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales), y dirigidos por Juan Rosell es el abaratamiento del despido y (a partir del día de hoy, parece) obtener contratos por sueldos por debajo del salario mínimo para los egresados de la formación profesional.

El giro corporativista que ha tomado el PP no nos pronostica nada bueno para el futuro inmediato de los trabajadores en paro: disminución de subvenciones, promesa de trabajos en cantidad pero sin precisar su cantidad, menciones a la necesidad de flexibilizar la planta productiva, la presentación de la financiación privada como solución mágica…

La ola de despidos que enfrenta España ha saneado las finanzas de muchas empresas, y por una lógica demente ha “demostrado” la inviabilidad del mercado laboral actual. ¿Qué es lo que va a surgir de esta unión de una empresa más fuerte y un estado más delgado? Desde luego que no el modelo que necesitamos.