Formación

La importancia de la formación continúa

Depositphotos_3301407_l

No es un tópico: el trabajo para toda la vida es una especie en vías de extinción, por lo que la formación continua es una obligación inexcusable.

Ni los trabajadores en Japón están a salvo del despido, mucho menos los españoles, como prueba el que hasta trabajadores de empresas públicas estén sufriendo los rigores de un mundo cambiante donde, hace apenas 10 años, nadie conocía varias de las profesiones más demandadas hoy, como, por ejemplo, la que se aprende con los cursos de community manager .

Progreso tecnológico: cambios

En fin, que la globalización, los cambios acelerados por el progreso tecnológico y la rapidez con que la gente cambia fuerza a las empresas, y también a los trabajadores, a formarse permanentemente para ser útiles a sus conciudadanos y productivos en sus empresas. Haz cursos de formación continua, necesarios para estar siempre al cabo de la calle, y conviértete en imprescindible para tu empresa y en un fichaje apetecible para la competencia.

Correr o morir

No queremos ser agoreros, pero, en caso contrario, y a la velocidad que se mueve el mundo, superior a la del guepardo en la sábana cuando busca a su presa, hasta el profesional más serio y experimentado se puede quedar descabalgado de un mercado laboral más exigente que nunca.

La formación continua no es una necesidad, es, casi, una obligación.  Como prueban las estadísticas, la mejor formación no es garantía de nada, pero no tener formación te condena a una vida profesional pobre y poco satisfactoria en lo personal y en lo económico.

 

Etiquetas: