Contratos

La solución para impulsar el empleo: abaratar contratación, no despido

Hace unos días comentábamos la curiosa propuesta de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE): que al abaratar el despido, las empresas no sólo dejarían de despedir como lo vienen haciendo, sino que comenzarían a contratar. Tal idea, digna de ser incluida en todo curso de empleo que exista, nos pareció, por lo menos controversial, especialmente viniendo de una patronal. Para equilibrar los platos, llega ahora la contrapropruesta: que para acelerar la recuperación del empleo lo que se debe abaratar es la contratación.

Esta idea llega desde el Gobierno, a través del ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, para quien la situación de crisis laboral no se arregla no es rebajando el coste del despido, sino abaratando el consto de contratar a nuevos empleados.

Desde un acto en la sede de la patronal misma, Gómez ha tomado “distancias” con relación a las a las propuestas vertidas por la CEOE y elevadas a cada uno de los candidatos en las próximas elecciones del 20-N. El Ministro considera que no se puede hablar del despido barato en un momento en el que se mantiene la destrucción del empleo.

Para Gómez, la manera de impulsar la creación de empleo es impulsar las contrataciones a través de estímulos como las bonificaciones, y considera que reducir el problema del mercado laboral español es “flexibilizar el despido es una visión “muy reducida, muy parcial y muy simple”.

La “flexibiización” del mercado laboral español es una de as mayores exigencias de reforma de parte de las patronales y de los grupos financieros extranjeros alineado con el FMI acerca de la mejora de la situación en España.