Contratos

La subida del IRPF recorta en 222 euros los salarios al año

El Gobierno ha decido cuadrar sus cuentas con sus contribuyentes cautivos, y ha iniciado este 2012 con un aumento del Impuesto a las Rentas de las Personas Físicas que va del 0,75% (en sus tramos más bajos) hasta una recarga del 7% en los tramos más altos. En su conjunto, estos aumentos al IRPF significan una media de 19 euros mensuales menos en las percepciones de los trabajadores.

El Gobierno ha basado el aumento de su recaudación en las retenciones que realiza a los trabajadores (por cuenta ajena, propia, parados y pensionados). El aumento del IRPF va a ser el grueso del aumento de su recaudación: cerca de un 85%. Las rentas de ahorro van a aportar el restante.

De esa manera, el rescate financiero de España no va a basarse en la competitividad, en la productividad o en la formación profesional, sino lisa y llanamente en una mayor grabación del trabajo y una despido más expedito y barato.

El descuento de una media de 19 euros va a notarse a partir de este mes, y va a recrudecerse el próximo, cuando se cobre una parte proporcional para hacerlo retroactivo a enero.

Los más de nueve millones de asalariados en el primer tramo de base liquidable (682 euros mensuales) recibirán dos euros menos al mes. Los cinco millones con ingresos mensuales de 1.550 euros, recibirán 14 euros menos. Los dos millones con renta de 2.370 euros mensuales, 41 euros menos. Los de más de 14.500 euros de renta,  1.350 euros mensuales menos.

La subida del IRPF también afecta las pagas extra.