De temporada

La temporalidad de la Navidad

temporal

La Navidad es un periodo de se espera con ansia e ilusión. No no precisamente por los consumidores y compradores, sino más bien por los muchas trabajadores.

Navidad viene acompañada de miles de trabajos de temporada, pero también de la puesta en marcha de empresas que se dedican en exclusiva a ofrecer un producto  típico de la Navidad.

Empresas que abren para Navidad

La localidad de Estepa, en Sevilla, registra entre Septiembre y Enero de cada temporada una tasa de paro igual a 0. ¿El motivo? La fábrica de Mantecados más importante del país se encuentra en esta zona. En cuatro meses el número de trabajos, directos e indirectos, supera los 5.000 nuevos contratos. Pero al tiempo que se quitan los árboles, esta empresa cierra sus puertas, hasta otro año.

Una situación similar se vive en Jijona, la localidad alicantina, que fabrica turrón, otro de los imprescindibles de la Navidad, y que centra toda su producción entre el noveno mes de un año y el primero del siguiente.

Inestabilidad laboral el resto del año

Navidad es un periodo de contratos temporales, empresas, tiendas y centros comerciales buscan a trabajadores para suplir el aumento en la demanda de servicios, y los contratos temporales pueden crecer hasta superar el medio millón para un único mes.

Pero para algunas empresas, la Navidad ofrece una oportunidad, única en el año, de poder trabajar.

Para los trabajadores de este tipo de empresas, todos residente en la misma localidad, este trabajo temporal, supone, en muchos casos, la única posibilidad de trabajar en todo el año.