Formación

Las nuevas tecnologías preservan los idiomas en riesgos de extinción

Los expertos en estudiar las lenguas vivas del mundo temen que para finales de este siglo más de la mitad de las 7000 lenguas que se hablan desaparezcan, y por raro que nos parezca, sus esperanzas de conservación de las mismas están cifradas en las nuevas tecnologías, redes sociales y mensajes de texto. Como contracara de la teoría que culpaba a la globalización de esta extinción parece ser que la tecnología digital será quien finalmente salve los idiomas que se consideraban en extinción.

Ejemplo de ello son las tribus norteamericanas que han comenzado a utilizar las redes sociales para llamar la atención de los más jóvenes y captarlos para el aprendizaje de su idioma originario. Otro ejemplo claro de el uso de estos recursos es la lengua Teva, para la que se ha creado una aplicación de iPhone que ayuda a corregir la pronunciación a los nuevos estudiantes.

En la última reunión anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia se presentó un proyecto a través del cual se están creando diccionarios parlantes, ya hay 8 de estos que se pueden escuchar online. Las grabaciones fueron realizadas por hablantes nativos de estos idiomas que se consideran en extinción y cuentan con más de 32.000 palabras.

Por otra parte una experta en estudios nativos americanos, Margaret Noori de la Universidad de Michigan, fomenta el uso de Facebook entre más de 200 indígenas de Canadá y Estados Unidos que hablan  el Anishinaabmowin, idioma soberano de estas comunidades. Hasta la llegada de estas herramientas virtuales todos los expertos temían seriamente la pérdida de esos idiomas, ahora han encontrado una esperanza.