Contratos

Las prácticas y el empleo: ¿Es verdad que…?

prácticas

Para muchos jóvenes solo hay una forma de acceder a un primer empleo dentro de la formación que han recibido: las prácticas. Las prácticas permiten desarrollan un trabajo dentro del sector para el que se ha estudiado, y en empresas que, por lo general, son bastante grandes, al menos, lo suficiente como para tener un cierto prestigio dentro del entorno laboral.

Pero entorno a estas prácticas existe todo un mundo de leyendas, además de muchas realidades, que hacen difícil saber qué son en realidad las prácticas.

Las prácticas: ¿Es verdad qué…?

¿No se pagan? Verdad a medias, hay empresas que no pagan nada, mientras que otras cubren gastos como manutención o alquiler, sin embargo, es imposible que lo que se paga alcance el sueldo mínimo.

¿Explotan al trabajador? En realidad, no se debería, pero es cierto que algunas empresas dejan en los becarios una parte importante de los horarios de trabajo, sobre todo, porque las horas extras no se las pagan. En realidad, debe ser él quien decida si trabajar más o no.

¿Se hacen solo las tareas que nadie quiere? Fotocopias o llevar cafés son tareas comunes, aunque no todas las empresas las dejan para los nuevos, y algunas dan “trabajo” de verdad.

¿No contratan a nadie? En la actualidad, el número de contrataciones después de una práctica ha caído de forma considerable, pero lo cierto es que en algunos casos, cuando un becario resulta interesante para la empresa y se adapta la perfil que esta busca, sí se produce contratación.

¿No hay derecho a paro? Lo cierto es que es verdad, aunque en algunos contratos en prácticas se prevé una pequeña subvención en el caso de que el trabajador en prácticas no sea seleccionado una vez que termina el periodo formativo.