Orientación laboral

Los cerrajeros, una profesión histórica con mucho futuro

Cerrajero

La profesión de cerrajero es parecida en muchos aspectos a la de un artista por la diversidad de cerraduras que existen. Han sido conocidos desde siempre como especialistas de la seguridad. Algunos de ellos incluso han llegado a gestionar consultorías de seguridad ya que las cerraduras pueden llegar a ser usadas para proteger cosas realmente importantes y valiosas.

Si enumeramos algunas funciones de los cerrajeros, empezaremos por las siguientes:

–          Su trabajo se les requiere en la instalación de aparatos electrónicos o mecánicos para asegurar los vehículos, comercios, casas, etc.

–          También pueden acudir a emergencias en los casos en que las puertas de los edificios se hayan bloqueado sin querer.

–          Pueden instalar alarmas electrónicas o sistemas de vigilancia.

–          Diseño e instalación de programas electrónicos de control de acceso a sistemas de circuito cerrado de televisión.

–          Debido a la integración de los sistemas de electrónica de alta seguridad con dispositivos informáticos y redes, algunos de estos trabajadores cualificados mantienen el hardware y el software para la seguridad de los programas de ordenador.

–          Instalación de cajas de seguridad para negocios o uso personal.

–          Los bancos tienen una gran cantidad de dispositivos de seguridad relacionados con el hardware. Algunos ejemplos serían los equipos de cajeros y puertas de la bóveda.

Aunque algunos disponen de estas habilidades de seguridad avanzadas, en ocasiones, los cerrajeros tradicionales se ven obligados a recurrir a la tradicional opción destructiva para poder entrar y cumplir su función. Pero por supuesto, antes de realizar este procedimiento de entrada de emergencia, al menos los Cerrajeros de Barcelona están obligados a aplicar los procedimientos de identificación de los propietarios que reclaman sus servicios.

 

Etiquetas: