En el extranjero

Los mejores países para trabajar en Europa

mejores países

La Unión Europea ha traído muchas ventajas para los trabajadores, que ahora pueden moverse de forma libre por toda Europa. En los últimos años, y motivados por la crisis, muchos españoles han optado por emigrar para conseguir mejorar su situación laboral o, mejor dicho, para poder tener alguna situación laboral.

Pero, no todos los países europeos ofrecen las mismas posibilidades en lo que a empleo se refiere, existen algunos con más opciones que otros para aquellos trabajadores que buscan oportunidades laborales. Se acaba de publicar una lista con las regiones europeas con mayores y menores tasas de desempleo y algunos países se han revelado como excelentes para quienes buscan trabajo.

Los mejores países para trabajar en Europa

Alemania sigue estando a la cabeza como destino ideal en Europa para quienes quieren trabajar, o al menos así lo dicen los datos de desempleo, y es que 23 de sus regiones tienen tasas inferiores al 5%, lo que las convierte en destinos ideales para empleados. Eso sí, hay que tener el cuenta que los minijobs son cada vez más populares en el país.

Austria es un destino menos conocido, pero tampoco hay que perderlo de vista, sobre todo, porque, teniendo en cuenta sus dimensiones y que solo tiene nueve regiones, en ocho de ellas, la tasa de paro es realmente baja.

La República Checa es uno de esos destinos sorprendentes y que, en los últimos años, ha superado las expectativas, en la actualidad es uno de los países más solventes de Europa, y toda una opción para los más aventureros.

La sorpresa la ha dado Rumanía, uno de los últimos países en entrar en Europa y un país tradicionalmente de emigrantes, pero que, en los últimos datos sobre empleo, ha mostrado muy buenos resultados, e incluso a conseguir meter a tres de sus ocho regiones entre las 50 con tasas de paro más bajas de Europa.

Diferencias en Europa

Mientra que algunos países sacan buena nota en las tasas de desempleo, otros destacan por sus resultados más modestos, e incluso muestran síntomas que invitan a la preocupación, es el caso, por ejemplo, de España, que cuenta con 13 de sus 17 regiones entre las que tienen más de un 20% de paro.