Contratos

Minijobs, una opción en boga

minijobs

La solución que el Gobierno de  Alemania propuso para acabar con el desempleo en su país eran una especie de contratos de muy breve duración, y con un salario bajo, que parecían servir, a duras penas, para llegar a fin de mes a los trabajadores. Desde España, la idea de este tipo de empleo hizo que más de uno se llevara las manos a la cabeza, pero mientras que las cifras de Alemania parecen haberse estabilizado, en España el desempleo sigue creciendo, y vuelven a ser tema de moda los minijobs.

¿Qué son los minijobs?

Como el nombre indica, los minijobs son trabajos pequeños, pequeños en lo que a horas se trata, ya que una de las condiciones principales para que un minijob pueda considerarse como tal, es que frente a las 35 horas semanales de un trabajador normal, estos no pueden superar las 15 horas. Por supuesto, a esta reducción de las horas esta asociada una reducción del salario, que no alcanza los 400€.  El empresario paga una parte de los impuestos, mientras que el trabajador se hace cargo del resto.

Por supuesto, el mayor problema de esta opción es el bajo salario que ni siquiera cubre las necesidades básicas de una familia, sin embargo, la solución es la única alternativa que ven desde el Gobierno para que los trabajadores se mantengan cotizando en la Seguridad Social.

En Alemania, sí, pero ¿y en España?

Casi siete millones de alemanes han visto en los minijobs una solución al desempleo, eso sí, todos ellos la contemplan como una opción temporal y sin futuro.

En Alemania no existe límite para en sueldo mínimo interprofesional, pero en España esta cifra está regulada y, ello es la máxima traba para que los minijobs se conviertan en una realidad, pero cada vez son más los expertos los que aseguran que sería una solución factible.

¿Crees que los minijobs podrían ser la solución a la crisis del empleo?