En casa

Motivación para trabajar en casa

trabajar en casa

Trabajar en casa es, en la actualidad, una realidad que permite poder tener el puesto de trabajo sin salir de casa, la mejora de las comunicaciones y, sobre todo, el desarrollo de Internet facilitan el que se pueda tener la oficina en casa y que sea más fácil conciliar vida familiar y vida laboral.

Pero, muchos trabajadores reconocen que no serían capaces de realizar el mismo trabajo en casa que en una oficina, ya que la concentración no sería la misma. Es cierto que el trabajo en casa requiere de un extra de fuerza de voluntad, precisamente, por ello, es necesario encontrar la motivación para mantener el empleo.

Motivación para trabajar en casa

En primer lugar es importante respetar los horarios de trabajo, el que exista más libertad con las horas no quiere decir que no haya que trabajar. En principio no habría diferencias entre trabajar en horario de oficina o en horarios más adecuados al propio rendimiento, lo que sí es importante es tener siempre un horario establecido y cumplirlo.

Fijar objetivos de trabajo es tan importante como mantener los horarios, así, por ejemplo, se pueden proponer fechas límites para cumplir determinados objetivos o metas de la empresa,  tanto en productividad como el ingresos. Los objetivos se deben marcar a corto, medio y largo plazo y, por supuesto, ser realistas.

Hay que desechar la idea de que el trabajo en casa es un trabajo de segunda, que se puede hacer “como y quiera”. Para favorecer la sensación de trabajar, el espacio de trabajo debe ser un lugar tranquilo, completo con todo lo necesario para desarrollar el trabajo.

Considerar el trabajo desde casa como una realidad, no solo se refiere a uno mismo, también debe incluir al resto de personas que viven en casa, que deben ser conscientes de que se trata de un empleo y de que existen responsabilidades en torno a él. Por ello, hay que asegurarse de que todos saben los horarios de trabajo y lo más importante, de que los respetan.

Ser profesional

Pensar con actitud profesional, también cuando se trabaja desde casa, es la mejor forma de conseguir que el trabajo desde casa se convierta en un empleo “como otro cualquiera”.