Orientación laboral

25% de ofertas de trabajo en internet son falsas

Un hecho alarmante que llega con el recrudecimiento de la Crisis Laboral que vivimos, y que según algunos estudios afecta a 4 de cada diez jóvenes, es la proliferación de falsas ofertas de trabajo que se multiplican por todas partes, y con particular recurrencia en la red. Según la revista Qué es, una carta parte de las ofertas de trabajo en Internet son falsas. Un porcentaje alto y preocupante.

Para poner un ejemplo de las mecánicas y contenidos de estas falsas ofertas, a publicación cita un correo electrónico que muchos usuarios recibieron en los días pasados: “Te ofrecemos una posibilidad de ganar dinero fácilmente. Puedes simultanear este trabajo con el que tienes ya. Solo hay que encontrar 2-3 horas libres al día, 1-2 veces a la semana”. La empresa responsable ofrecía realizar “un ingreso de 3.000 euros en tu cuenta. Una vez llegado retiras el dinero. Luego nos entregas 2.400 euros y te quedas con el 20%. Has ganado 600 euros”.

Y este es otro, que parecería más legítimo: “Buenos días! Me apresuro a informarle que nuestra empresa abrió nuevas vacantes», dice otro mensaje. «Le ofrecemos:- Trabajo en una empresa internacional, que es casi independiente de la crisis.- Horario de trabajo flexible.- Salarios decentes. Esta oferta es sólo para los ciudadanos de Chile/España. Para más información, escriba a:cv@traba…”

¿Qué es lo que diferencia a estos anuncios de uno verdadero? En ambos casos, la idea es contactar con las víctimas para obtener sus datos bancarios y su dinero.

Según el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO), una cuarta parte de los fraudes en la Red derivan de falsas ofertas de trabajo.

Sin embargo, no es un problema para ningún lector atento distinguir una oferta falsa de una verdadera.

  • Virginia

    “Según la revista Qué es, cuatro de cada diez ofertas de trabajo en Internet son falsas.” Eso es un 40%, no un 25%.

  • http://oscarluviano.blogspot.com/ Óscar Luviano

     Tienes toda la razón, Virgina.