Emprender

Organizador de eventos y fiestas

organizador de eventos

Bodas, comuniones, fiestas de cumpleaños, celebraciones varias… ¿Quién no ha dicho alguna vez aquello de “pagaría porque me organizaran la fiesta? Precisamente, por ello, desde hace algunos años existe la figura del organizador de eventos, un profesional que se encarga de la gestión de todos los aspectos relacionados con un evento social, para que el día señalado resulte perfecto.

Emprender: convertirse en organizador de eventos

A la hora de emprender, no es solo importante contar con un capital para empezar, en algunos tipos de empresa, tan importante o más que el dinero para empezar, están los contactos y personas a las que se conoce, el trabajo como organizador de eventos es un buen ejemplo de este tipo de empleo.

Un organizador necesita, por un lado, conocer a distintas empresas con las que poder colaborar, y si es posible, que le hagan descuentos y precios especiales, entre ellas se encontrarían empresas de catering, floristerías, papelerías, ….

El don de gentes es vital para desarrollar el trabajo, así como un cierto sexto sentido para identificar y conocer los gustos y las preferencias de quienes celebran el evento, aun antes de que estos comprueben que todo está según sus expectativas. La organización y la previsión de contratiempos también son esenciales para un organizador de eventos.

Un trabajo en crecimiento

El ritmo de vida actual hace que muchas personas no tengan tiempo suficiente para organizar grandes fiestas, por ello, ponen en manos de profesionales de los eventos, todos los detalles.

Lo mejor del trabajo como organizador de eventos es que, si se es un buen profesional, cada evento puede ser la mejor carta de presentación para futuros encargos.