En casa

Cómo organizar el tiempo de trabajo en casa

trabajo en casa

Cuando se piensa en el trabajo en casa, muchas personas creen que es un auténtico “chollo” trabajar desde la propia vivienda, sobre todo, si se tienen un trabajo propio, es decir, si no se debe responder ante superiores o jefes.

Si bien es cierto que el trabajo desde casa tiene ciertas ventajas, como puede ser la ausencia de tiempos de traslados desde casa hasta el lugar de trabajo, también es verdad que para tener éxito en un trabajo y, sobre todo, si se trata de un trabajo propio, la organización es esencial si se pretenden obtener resultados.

Horarios de trabajo organizados y claros

Cuando un trabajo se realiza, generalmente, se tiene contacto con empresas clientes, con proveedores o con empresas que desarrollan trabajos similares, estas empresas suelen tener horarios de oficina y, por lo tanto, para contactar con ellas, hay que respetar sus horarios y sus tiempos de trabajo.

La mejor forma de organizar el tiempo de trabajo es seguir un horario de oficina, que puede ser continuo o que se puede dividir en mañanas y tardes. Es cierto que no todas las personas rinden al máximo por las mañanas, y hay quienes prefieren trabajar de noche, dentro de los horarios de trabajo se deben incluir algunas horas de oficina, siempre con el fin de contactar y mantener una comunicación rápida con clientes.

Es recomendable, además, planear pausas para café, agua, o simplemente para descansar, lo correcto es una pausa de 10 minutos por cada hora de trabajo. Al igual que se deben respetar horarios para empezar, también es necesario respetar el momento en el que se termina el trabajo.

El horario de verano

El verano es una estación un poco “especial”, por ello, se puede plantear una modificación de horarios, pensando en aprovechar al máximo el buen tiempo, pero también en rentabilizar al máximo el tiempo de trabajo, evitando las horas de más calor.

Organización y responsabilidad: las claves del trabajo desde casa

Un trabajo desde casa requiere de un gran esfuerzo para que se mantenga en el tiempo, la organización de horarios y la responsabilidad para cumplirla son necesarias para cualquier actividad empresarial, y si esta se realiza en casa, aun más.