Formación

Palabras raras del Idioma español: procrastinación

Palabras raras del Idioma español: procrastinación. Me consta que les ha interesado y mucho esto de las palabras “raras”de nuestro idioma, que en realidad, deberíamos calificarlas de “menos usuales”o “no tan habituales”. Obtengo datos y fuente de una buena amiga que hace poco hizo un un curso de Profesores de español. Antes de pasar a las dos palabras de hoy, por si fuera la primera vez que te cruzas con uno de los post de esta serie que voy construyendo paso a paso, me complace dejarte vínculo a algunos de los post anteriores.

Tal por ejemplo caso de: Palabras raras del Idioma español: Verecundo, Olambrilla y Sinapismo , Palabras raras del Idioma español: Lígrimo y Esplenio y Palabras raras del Idioma español: Gárrulo y Poliorcética .

Te propongo ahora sí ir a la palabra del día de hoy: procrastinación

  • PROCRASTINACIÓN. Lo primero a señalar es que esta palabra no figura en el diccionario de la RAE. La procrastinación (del latín: pro, adelante, y crastinus, referente al futuro) o posposición, es la acción o hábito de postergar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes y agradables. Responde con fidelidad, a aquel dicho o refrán popular “No dejes para mañana lo que debes hacer hoy“.

El término se aplica comúnmente al sentido de ansiedad generado ante una tarea pendiente de concluir. El acto que se pospone puede ser percibido como abrumador, desafiante, inquietante, peligroso, difícil, tedioso o aburrido, es decir, estresante, por lo cual se autojustifica posponerlo a un futuro sine die idealizado, en que lo importante es supeditado a lo urgente.

  • Mary

    Estaba alucinada con esta
    palabreja pues no sabía que existía hasta que en la oficina llegaron los de
    sistemas a instalarnos un programa para acabar con la procrastinación. Mi cara
    parecía un poema, también la de mis compañeros… menos mal que no era la única
    que no había oído hablar de eso!!  Yo no
    sabía que significaba y mucho menos que lo padeciera! Pero ahora se que si y
    también sé que es un problema que ha pasado a otra dimensión gracias a un
    software que se llama workmeter. Saludos.