ContratosOrientación laboral

Reforma laboral: ¿Cómo afecta a los salarios?

Además de la flexibilidad de los motivos para el despido y del abaratamiento del mismo, la reforma laboral afecta directamente sobre los sueldos de los actuales contratados y sobre las contrataciones futuras. Este es el panorama de los cambios:

Según las empresas y el gobierno, la reforma laboral va a frenar el ritmo de destrucción de empleo no con la generación de puestos de trabajo, sino con un mejor reparto del trabajo que permitirá a los empresarios sanear su situación. ¿Qué significa esto?

La nueva flexibilidad impuesta por la reforma laboral permite (como explica El País) “aplicar el descuelgue de los convenios colectivos a las empresas si sus resultados económicos no marchan bien”, y emprender una “una nueva rebaja generalizada de los sueldos”. La reforma es buena, aseguran sus artífices, porque en lugar de rebajar sus costes con despidos, las empresas podrán ajustarse bajando los salarios de su plantilla.

Por ejemplo, en lugar de realizar despidos, Vodafone (que ha perdido ingresos por 2.000 millones de euros) podría proponer a sus trabajadores la congelación de salarios y renunciar al sueldo variable, entre otras medidas para mantener sus 4.000 empleados.

A pesar de que se aseguró en un primer momento que el abaratamiento del despido no provocaría más ceses masivos, con la reforma laboral aún no aprobada por el Parlamento, pero en los hechos ya operativa, los abogados de los departamento de recursos humanos ya preparan masivamente expedientes ERE: ya no necesitan autorización administrativa para hacerlo, y han rebajado las indemnizaciones a 20 días por año trabajado con un tope de 12 mensualidades.